Botox – Toxina Botulínica Tipo A

Qué es el botox facial

El botox o toxina botulímica es una sustancia natural, elaborada por una bacteria, que genera un bloqueo en la tensión muscular. Gracias a la inyección de botox, se consigue una relajación en los músculos que la reciben.

Así, este tratamiento de estética facial consigue un efecto lifting sin perder la naturalidad del rostro. Por la naturaleza de su componente principal y la efectividad que ofrece, es uno de los mejores métodos para eliminar arrugas.

Cómo se realiza el tratamiento con botox

El tratamiento con botox se hace mediante la inyección de toxina botulímica tipo A es uno de los mejores métodos para eliminar las arrugas del rostro. Aunque se trate de una toxina, se necesitarían una dosis presente en 200 inyecciones para hacer daño al paciente.

Una vez se realice el proceso, poco a poco irán desapareciendo las arrugas de la cara de forma natural. Hay que decir que se necesitan de varias inyecciones para realzar el rostro, ya que es un tratamiento que solo actúa de forma muy localizada. Sin embargo, es un proceso rápido y totalmente indoloro.

Normalmente, en unas 48 horas deberían a empezarse a notar los efectos, los cuales desaparecerán en un período de 3 a 6 meses. Otra de las ventajas que presenta el botox facial es que se trata de un tratamiento para eliminar arrugas muy poco invasivo, que no requiere de cirugía ni posoperatorio.

Proyectos relacionados

Al continuar utilizando nuestro sitio web, usted acepta el uso de cookies. Más información

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra POLÍTICA DE COOKIES, pinche el enlace para mayor información. Además puede consultar nuestro AVISO LEGAL y nuestra página de POLÍTICA DE PRIVACIDAD.

Cerrar